Inicio Proyectos

Proyectos

Proyecto Life+ ClimAgri "Best agricultural practices for climate change: integrating strategies for mitigation and adaptation"

El sector agrario se considera uno de los sectores que puede verse más afectado por el cambio climático (CC). Los cambios previstos podrían afectar a los rendimientos agrícolas, así como a la elección de los cultivos. Si no se produce una adaptación a tiempo y se toman medidas para mitigar los efectos del CC, las consecuencias económicas, sociales y ambientales podrían ser considerables, teniendo en cuenta el importante papel que desempeña este sector productivo, tanto como proveedor de alimentos como de bienes y servicios ambientales.

El ámbito de aplicación del proyecto se circunscrible a la Cuenca Mediterránea, al ser esta una de las zonas más vulnerables a los efectos del CC en Europa y a los cultivos de regadío, muy demandantes en el consumo energético, esperándose por ello, un gran impacto por unidad de superficie de las acciones orientadas a la mitigación y adaptación.

El proyecto, con una duración de 4 años y 7 meses (junio 2014-diciembre 2018), está liderado por la Asociación Española Agricultura de Conservación. Suelos Vivos (AEAC.SV), y cuenta con la Universidad de Córdoba, el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentación y de la Producción Ecológica (IFAPA), la Federación Europea de Agricultura de Conservación (ECAF) y la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de Sevilla (ASAJA Sevilla) como socios participantes. Tiene un presupuesto global de 2,24 millones de euros, de los cuales 1,12 millones de euros son financiados por la Comisión Europea a través del programa Life.

 

Proyecto INSPIA "European index for sustainable productive agriculture"

Este proyecto liderado por la Federación Europea de Agricultura de Conservación (ECAF), de la mano en nuestro país de la Asociación Española Agricultura de Conservación. Suelos Vivos (AEAC.SV), junto con la colaboración de la Asociación Europea de Protección de Cultivos (ECPA) y el Instituto Francés de Agricultura Sostenible (IAD), se constituyó para promover buenas prácticas agrarias y dar soluciones a la agricultura en su camino hacia la sostenibilidad agraria.

En la actualidad, INSPIA reúne tanto a los agricultores, a la industria así como a otros interesados, en su labor común de compartir y divulgar la implementación de unas buenas prácticas agrarias, que no sólo intensifiquen la producción agraria, sino que a su vez, proporcionen a los productores y a la sociedad en general, una variedad de beneficios medioambientales, sociales y económicos. El proyecto INSPIA se configura gracias a numerosos datos verificables obtenidos, en una primera fase, de las 56 fincas colaboradoras del mismo, ubicadas en España, entre otros países europeos.

El objetivo de alcance de la sostenibilidad agraria a través de INSPIA servirá para sensibilizar a los responsables políticos europeos, en favor de unas prácticas agrarias que además de generar servicios al ecosistema, ofrezcan si cabe mayor viabilidad económica al propio agricultor.

 

Proyecto Life+AGRICARBON: "Agricultura sostenible en la aritmética del Carbono"

Con un presupuesto de casi 2,7 millones de euros y una contribución comunitaria del 46%, el proyecto “Agricultura Sostenible en la aritmética del Carbono. LIFE+ AGRICARBON”, será la iniciativa española que más apoyo económico recibirá dentro de la convocatoria europea LIFE + de Medio Ambiente.

Del 1 de enero de 2010 al 31 de diciembre de 2013 se va a desarrollar el nuevo proyecto Life que va a liderar España a través de la Asociación de Agricultura de Conservación.

La Agricultura de Conservación (AC), basada en la reducción total o parcial de las labores de arado en campo, unida al mantenimiento de una cubierta vegetal protectora del suelo, y la Agricultura de Precisión (AP) en la que se realiza un uso más eficiente de insumos a través de la disminución de solapes entre los distintos pases de las máquinas y las técnicas de distribución variable sitio-específicas, constituyen un conjunto de técnicas agrarias sostenibles que contribuyen, a través del ahorro energético y al efecto sumidero del carbono atmosférico, a una notable reducción de las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera, que se ve reforzada por las sinergias producidas por su utilización conjunta.

Potenciar la divulgación y demostración de estas técnicas, ayudará de manera significativa a la UE a cumplir los objetivos de reducir los GEI un 20% y aumentar la eficiencia energética otro 20% para el año 2020.